fbpx
[Video] Freud, telepatía y teorías complotistas - Elisabeth Roudinesco

«Cuando Freud pasó de la mitología cerebral de la neurología a un enfoque puramente psíquico del inconsciente, hizo la experiencia de lo irracional.»

Elisabeth Roudinesco en la Conferencia La revolución de lo íntimo, impartida en el Centro Argentino de Historia del Psicoanálisis, la Psicología y la Psiquiatría

Recorte del video:

Quisiera subrayar que Freud, hombre de las luces alemanas, las luces oscuras, no dudó en confrontarse con las dos grandes modalidades de lo irracional propias de la ciencia. Por un lado y sin dudas, era un erudito racional y, por otro, tenía pasión por los irracionales —la telepatía, las teorías complotistas, las falsas ciencias—. Es una de las cosas más interesantes en él.

Se confrontó a esas dos grandes modalidades de lo irracional que habitan la historia de las ciencias. La primera modalidad aparece cuando un sabio se encuentra con el obstáculo del conjunto de disciplinas que rigen el pensamiento de una época, y que se convierten en estériles: eso es Freud, una nueva concepción del inconsciente.

Pero la segunda, surge cuando un pensamiento se fija en un racionalismo estrecho —lo cual sucede a casi todas las doctrinas— y el sabio, en ese momento, debe prolongar el acto creador que le había dado nacimiento, para insuflarle una nueva creatividad. Digámoslo de otro modo: siempre hay que volver a lanzar ese saber.

A éstas se agrega, obviamente, una tercera modalidad que sucede cuando un sabio renuncia a toda forma de racionalidad para adherir a una ciencia. Y hubo muchas de ellas. Hay un nexo intrínseco entre la ciencia, las derivas de la ciencia, el cientificismo, y los delirios.

Cuando Freud pasó de la mitología cerebral de la neurología a un enfoque puramente psíquico del inconsciente, hizo la experiencia de lo irracional. Estando en contacto con Wilhelm Fliess, médico berlinés adepto a las teorías extravagantes sobre la sexualidad, que fue tomado muy en serio a finales de siglo, ejerció en él un influjo dionisíaco, abarcando las tesis más locas de su tiempo. Esa confrontación, que se saldó a través de una ruptura violenta entre ambos hombres, estuvo en el origen mismo del nacimiento del psicoanálisis.

Veinticinco años después, mientras su doctrina se implantaba en todo el mundo y comenzaba a fijarse, Freud escapó de ella perdiéndose en las ciencias ocultas. Se metió en la aventura de la telepatía, de la transmisión de pensamiento; flirteaba con toda suerte de teorías.

Tuvo que haber una intervención muy fuerte de sus discípulos para impedirle caer allí. Por más que sentía espanto de la marea negra del ocultismo, le fascinaban los fenómenos derivados de lo extraño y lo inexplicable. Eso le sucede a muchos psicoanalistas…

Mucho más por descubrir en el video
Élisabeth Roudinesco

Élisabeth Roudinesco 
Historiadora y psicoanalista

Leave a Reply

Sea el primero en comentar!

Nos acompañan...

CONTACTO

Son bienvenidos todos los comentarios y sugerencias que nos quieras hacer! Te responderemos a la brevedad.

Not readable? Change text. captcha txt